Jardines de Madrid

Visita al jardín El Capricho, Madrid.

By | Jardín El Capricho, Jardines de Madrid, Paisajismo | No Comments

Si hay un lugar en Madrid donde enamorarse, ese lugar es el Jardín de El Capricho. A las afueras de la villa, junto a la Alameda de Osuna, se ubica este jardín con tintes románticos. Con espacios italianos, afrancesados y pictoricistas propios del paisajismo inglés del siglo XIX, el parque nos atrae y envuelve. Su atmosfera perturbadora y dinámica desarrolla en nosotros diversas experiencias de permanencia del lugar. Mientras los espacios clasicistas nos dan la bienvenida, el gran paseo nos acompaña a través de un paisaje italiano en el que los altos cipreses sempervirens no cesan en su empeño de recordarnos quienes son los verdaderos dueños del lugar. Son poderosos y nosotros no pertenecemos a esa escala, ajena y exuberante. Escenario poético dónde agua y cielo se conecta a través de masas vegetales testigos de un pasado tortuoso.

El jardín se erigió en un proceso que, aunque como todo jardín podríamos decir inacabado, la historia cuenta que su construcción duró más de cincuenta años. Concretamente desde 1787, hasta 1839. Su Mecenas, María Josefa Pimentel, duquesa de Osuna (1752–1834) encargó el proyecto al arquitecto francés Jean-Baptiste Mulot.

Jardín-parque, parque-jardín que desdibuja el límite, diluyéndose en un paisaje construido con maleza, cercis, castaños de indias y tilos. Ardillas, patos y cisnes hacen suyo un lugar en el que la naturaleza ha reconstruido de una forma artificiosa y genial una porción del Edén mediterráneo.

Si estáis en Madrid no olvidéis perderos por el, quizás os encontréis.

Horario de Visita del Jardín El Capricho.

Del 1 de octubre al 31 de marzo sábados, domingos y festivos de 9 a 18:30 horas.
Del 1 de abril al 30 de septiembre sábados, domingos y festivos de 9 a 21 horas.

foto del jardin principe de anglona foto de David Jimenez

Jardín del Príncipe de Anglona.

By | Jardines, Jardines de Madrid, Paisajismo | No Comments

Una pequeña puerta da acceso a este jardín decadente y preciosista en pleno corazón de La Latina. Su tapia de ladrillo desgastado muestra las cicatrices del paso del tiempo, confesando al visitante que es un muro con alma, con esa patina que nos revela que el lugar al que vamos a acceder tiene algo de mágico y especial. ¿Entráis?

Foto de jardin romantico en madrid, David Jimenez

Datado en el siglo XVIII y con una geometría muy marcada, su estructura es propia del jardín romántico inglés. Pasillos de ladrillo a sardinel lo recorren, encerrando entre ellos parterres de boj y césped. Una pequeña fuente sin uso organiza el espacio central. Todo ello a la sombra de plátanos y acacias japonesas que confieren al espacio de una atmosfera tristemente encantadora.

Se mantienen estructuras del jardín romántico como un cenador y dos grandes pérgolas de arco de medio punto. Sus rosaledas maltratadas por el otoño, en primavera harán recuperar al jardín el esplendor perdido en los meses de frio.

La aparición de árboles frutales -propios del jardín mediterráneo-, le confieren a este espacio una personalidad propia, que aunque influido por las tendencia paisajistas de la Inglaterra del siglo XVIII y XIX, no puede dejar a un lado nuestra cultura. El Caqui, el almendro, los granados o la majestuosa higuera que pelea por encontrar la luz del sol, son ejemplos de ello. El jardín como huerto.

Pero no es su distribución, ni la relación de las especies que lo componen lo más interesante, sino sus matices, la razón por la cual cuando entras, permaneces entre sus muros.

Lo primero que te envuelve es la temperatura y la humedad, descendiendo la primera varios grados. Respirar tierra húmeda te transporta a espacios verdes, amplios, nada propios del centro de Madrid. Es un jardín triste y de profunda atmosfera melancólica. La experiencia que transmite recuerda que las cosas sencillas pueden ser mucho más intensas de lo que a priori podemos pensar, poniendo en valor la ruina como elemento bello. En este sentido cabe destacar el uso de simple tierra limpia con algo de gravín como elemento de cobertura o su extremada asilvestración en los limites, donde una abelia descuidada desdibuja el final del jardín.

Así que si estás cerca, déjate caer por el Jardín del Príncipe de Anglona. Eso sí, no olvides un buen libro, tu música favorita o un pequeño bloc de notas. Tu eliges.

Jardin principe de anglona en madrid
muro de ladrillo jardin principe de anglona
jardin principe de anglona foto de David Jimenez
diseño de jardin romantico Principe de Anglona. Foto David Jimenez
foto del jardin principe de anglona foto de David Jimenez
Este jardín contiene:

Pittosporum tobira, Hedera helix mini, Laurus nobilis, Prunus dulcis, Arbutus unedo, Diospyros kaki, Platanus hispanica, Sophora japonica, Abelia grandiflora, Berberis, Prunus laurocerasus, Ficus carica, Buxus, Rosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR