Proyecto de paisajismo realizado por David Jiménez.

Infografía de la propuesta final – estado actual del jardín.
Plano de jardín.

Jardín fresco, contenido, con matices de jardín japonés. Los tonos verdes son predominantes, solo alterados por la espectacular floración rosa del Cercis siliquastron cepado. Jardín limpio y estático gracias al seto de Pseudosasa japónica, pradera de césped artificial y tarima tecnológica.

El proyecto nace con cuatro premisas:
1. Conseguir un jardín lo menos estacional posible, optando por plantas estáticas y con bajo mantenimiento.
2. Generar un espacio privado que se oculte y aísle lo máximo posible de los vecinos, especialmente de la urbanización de en frente.
3. Proponer un espacio especial, que huya de las soluciones de jardinería que existen alrededor y que hable de las personas que habitan la casa. Un jardín con personalidad.
4. Intentar mover la menor tierra posible ya que el único acceso al jardín es por el interior de la vivienda.
Con todo esto, se propone un jardín que recupera el plano horizontal, eliminando los dos últimos escalones de la escalera de acceso. De esta forma el patio queda más cerca de la vivienda.

Se trabaja con tres elementos claros y limpios:
1. La tarima tecnológica de junta abierta como superficie de estar.
2. La pradera de césped artificial de alta calidad*.
3. El jardín perimetral.

Puesto que el mayor hándicap del jardín son sus reducidas dimensiones, la propuesta consiste en una espacio central limpio, sin quiebros ni estridencias y un seto perimetral donde ocurre el jardín vegetal. Se plantea entonces un seto de bambú (Pseudosasa japónica) que será salpicado por dos palmeras (Trachycarpus fortunei) y un árbol estacional como es el árbol del amor (Cercis siliquastrum).

Este jardín contiene:

Pseudosasa japónica, Trachycarpus fortunei, Cercis siliquastrum, Jasminum officinale, Ficus repens, Hedera helix mini.

Boceto de diseño de propuesta inicial.

Leave a Reply