"No pretendo borrar la historia sino descontaminarla haciendo partícipe de ella a los usuarios, siendo niños que lo ven construir los ancianos que lo verán desmantelar."

− David Jiménez

Memoria de proyecto

El 12 de diciembre del 1968 se ponía en marcha el reactor de la Central Nuclear José Cabrera. La primera central nuclear de España se situaba en Almonacid de Zorita, un pequeño pueblo de 800 habitantes en pleno cazón de la Alcarria, a escasos 90 Km. de Madrid. La historia nuclear del pueblo acababa de comenzar. Este pfc nace 51 años después, tras la clausura y los primeros trabajos de desmantelamiento y finaliza en 2064 reescribiendo la historia y la relación de la industria nuclear con la sociedad.

El proyecto pretende por un lado dibujar la relación que existe entre una central nuclear clausurada con el entorno cercano y por otro lado redefinir este contexto construyendo un nuevo complejo que cierre el ciclo nuclear. Estas dos circunstancias dan como resultado un nuevo desarrollo urbano sobre la antigua nuclear que irá apropiándose de las estructuras desmanteladas, fagocitándolas y reutilizándolas; haciendo de este proceso de ruina un elemento más de la vida de la ciudad.

Por lo tanto el pfc comprende 55 años, desde el desmantelamiento de la actual central nuclear de Zorita y la construcción de un complejo de eliminación de residuos nucleares, hasta su posterior desmantelamiento. El proyecto define las bases para un desarrollo urbano sobre las instalaciones nucleares. Este termina colonizando las estructuras desmanteladas, dando como resultado el Cementerio Nuclear.

No pretendo borrar la historia sino descontaminarla haciendo participe de ella a los usuarios, siendo niños que lo ven construir los ancianos que lo verán desmantelar.

El proyecto nace por un lado por una inquietud personal y la fascinación que desde niño he tenido por la industria nuclear y por otro gracias a mi proyectos IV donde me interesé por la energía como punto de partida de proyecto. En ese caso el proyecto consistía en modificar el urbanismo extensivo de Moraira por otro que recuperara el espacio verde perdido. El proyecto se configura ahora no sólo como un posicionamiento respecto al reciclaje urbano, la ruina y la sociedad sino como un desarrollo metaenergético en el que la energía deja de ser algo añadido para convertirse en un motor urbano, que gestiona, altera, modifica y define la arquitectura.

El proyecto se ubica en Almonacid de Zorita (Guadalajara), donde operaba hasta el 2005 la Central Nuclear José Cabrera. Actualmente en proceso de desmantelamiento. Puesto que el proyecto consiste en la eliminación de los residuos nucleares generados en España entre 1968 y 2048, (6700TU, 67TPu) el proyecto se sitúa en la primera central que empezó a generarlos. El lugar deja de ser un generador de residuos para pasar a ser un descontaminador nuclear.

Memoria técnica

El proyecto se puede leer mediante tres recorridos paralelos que se entrecruzan, superponen y complejizan; pero siendo independientes para poder entenderse como documentos completos entre si.

Los tres recorridos son:

A. Combustible. El proceso temporal del combustible configura el proyecto y es capaz de explicar los procesos arquitectónicos que se suceden en estos 55 años desde la óptica del combustible nuclear. Es decir, desde que se extrae del reactor hasta que se almacena en los silos, pasando por su espera en el ATC o su transmutación en el ADS

B. Gestión. Define el sistema de gestión, los tiempos y los procesos y la implicaciones que tienen cada uno en el Cementerio Nuclear

C. Poético. Siete imágenes ilustran las transformaciones de la nueva ciudad, su nivel de colonización, el espacio y el modo de vida sobre una industria a priori maldita.

No pretendo borrar la historia sino descontaminarla haciendo participe de ella a los usuarios, siendo niños que lo ven construir los ancianos que lo verán desmantelar.

El proyecto nace por un lado por una inquietud personal y la fascinación que desde niño he tenido por la industria nuclear y por otro gracias a mi proyectos 4 donde me interesé por la energía como punto de partida de proyecto. En ese caso el proyecto consistía en modificar el urbanismo extensivo de Moraira por otro que recuperara el espacio verde perdido. El proyecto se configura ahora no sólo como un posicionamiento respecto al reciclaje urbano, la ruina y la sociedad sino como un desarrollo metaenergético en el que la energía deja de ser algo añadido para convertirse en un motor urbano, que gestiona, altera, modifica y define la arquitectura.

La inversión que supuso el estudio a fondo del debate nuclear provocó que cuatro problemáticas que aparentemente no estaban relacionadas se formalizaran en un solo proyecto, construyendo por lo tanto un contexto potente.

– Por un lado las piscinas de las Centrales Nucleares donde se almacena el C.G. están cerca del agotamiento.

– El CIEMAT mantiene aun sus instalaciones nucleares en el centro de Madrid, sin haberse deslocalizado para desarrollar sus actividades como ha ocurrido con la energía eólica, la biomasa o la solar.

– En 2012 ha de volver parte de los residuos nucleares del desmantelamiento parcial del Reactor de Vandellós I sin existir aun un lugar para su almacenamiento.

– Por último y más importante existe tecnología que nos permite eliminar casi el 100% de los residuos nucleares.

El proyecto se ubica en Almonacid de Zorita (Guadalajara), donde operaba hasta el 2005 la Central Nuclear José Cabrera. Actualmente en proceso de desmantelamiento. Puesto que el proyecto consiste en la eliminación de los residuos nucleares generados en España entre 1968 y 2048, (6700TU, 67TPu) el proyecto se sitúa en la primera central que empezó a generarlos, [vuelta al génesis]. El lugar deja de ser un generador de residuos para pasar a ser un descontaminador nuclear.

Para explicar el proyecto voy a utilizar el recorrido del combustible y gestión indistintamente y usaré el poético como resumen final.

El proyecto se desarrolla por un lado alrededor de un una sección temporal y por otro de un recorrido temporal azul. La sección  comienza en el 2009 con el desmantelamiento de la nuclear, y termina en 2064 con la operatividad total de las viviendas del nuevo desarrollo urbano.

La primera fase del proyecto consiste en el desmantelamiento, eliminándose todos los edificios menos:

– Las chimeneas de refrigeración, que se reconvierten en viviendas sociales, para ello se eliminan las tuberías, y se dobla la estructura, se reutilizan las chimeneas como núcleos de comunicación manteniendo los ascensores en los extremos.

– El edificio de turbinas, en este caso se eliminan por completo manteniendo únicamente los soportes de la turbina, estos soportes son 8 pilares de 2×2 metros sobre los que se coloca la turbina; tienen la misión de soportar por un lado los disparos de turbina además de alojar los depósitos de aceite. Se reutilizan los silos de aceite como huecos de ascensor.  En este caso se reutilizan las estructuras para construir un paquete de terciario sobre ellos y un jardín en la base a -8 metros.

– El reactor, se descontamina el primario, se trocea la vasija y se extrae, tras la descontaminación se mantiene el reactor como hito.

– El ATI, Almacén Temporal Individualizado se mantiene hasta la construcción del ATC y tras el traslado del combustible gastado se reconvierte como espacio vinculado al colegio.

La siguiente fase del proyecto consiste en la construcción del nuevo complejo, este está formado por una zona de ocio y terciario situada sobre el corazón de la central actual, un centro tecnológico sobre la actual estación eléctrica, el ATC, el centro de Reprocesamiento y el reactor subcrítico, los silos de almacenamiento, etc.

Tras el desmantelamiento se amplia la cementera (alrededor de 2012) y se construye por un lado:

– El centro tecnológico construido sobre la antigua subestación eléctrica y que mantiene su huella en planta. Como se aprecia en la maqueta la pieza se eleva permitiendo dos programas contrapuestos que se vinculan en los grandes atrios de acceso, el de plaza pública en superficie y laboratorios-centro de investigación bajo esta.

– Y por otro lado el nuevo complejo nuclear: El ATC (Almacén Temporal Centralizado), el centro de reprocesamiento y el nuevo reactor ADS.

El combustible tras extraerse del reactor y haberse almacenado al menos 5 años en la piscina se introduce en un Hi-STORM y se transporta al ATI donde permanece ahí el tiempo necesario para la construcción del ATC, en este almacén se guardará el combustible español de modo temporal hasta su posterior eliminación en el reactor.

– El ATC consiste en un almacén de combustible nuclear de tipo bóveda similar al que se quiere construir en España pero con ligeras diferencias, en este caso se plantea una gran piscina que permite contemplar desde el borde del centro tecnológico las vainas de almacenamiento. Utilizo por un lado un sistema de seguridad que tienen algunas centrales (normalmente los BWR) que consiste la colocación de un tanque de agua con boro para en el caso de calentamiento repentino del reactor dejar caer por gravedad y de esa manera parar cualquier tipo de reacción. En este caso lo utilizo para primero en el caso de un accidente aéreo el agua apague parte del incendio, por otro lado sirve como blindaje radioactivo y por último para permitir que se pueda ver el funcionamiento del atc. Sobre esto último planteo un conjunto de lámparas una por vaina que imitando el efecto cherenkov se irán apagando al tiempo que se va eliminado el combustible nuclear en el reactor subcrítico.

– Un reactor subcrítico, reactor experimental que está siendo construido en Bélgica y que entre sus funciones está la de eliminar en parte los residuos nucleares.

Cuando se elimina una partida el CG se desplazada por un montacargas, baja al nivel -4 donde cruza las dársenas 1 y 2 para llega al edificio de Reprocesamiento.

Cuando se elimina un partida, por ejemplo el combustible de Garoña, este se extrae de las vainas de la misma forma que se introduce, es decir mediante un aspirador que desplaza el tapón de la vaina y absorbe las barras de combustible, este aspirador se desplaza y por un montacargas  baja al nivel -4 donde cruza las dársenas 1 y 2 para llega al edificio de Reprocesamiento.

– En este edificio se reprocesa, es decir, se separa por un lado el Uranio 238 y por otro las todos los transuránicos y productos de fisión, utilizo un nuevo sistema (UREX) que emplea Francia desde 2005 y que no separa el plutonio de los demás transuránicos no siendo apto este para fabricar bombas nucleares, tras la separación se construyen el nuevo combustible (MOX) que es una mezcla de Plutonio 97% y uranio al 3, este combustible se introduce en el reactor y se “quema” dando como resultado un combustible gastado con un semiperiodo de desintegración mucho menor, alrededor de 300 años. Este combustible desde la dársena 3 se traslada a los silos junto con el Uranio reprocesado que se transporta desde la dársena 4.

Por último y tras la extracción del nuevo combustible gastado este se almacena en 6 silos repartidos por el ámbito de la central. Los silos tienen dos zonas diferenciadas, por un lado las perforaciones donde se almacenará el Uranio 238 y que tienen una profundidad de entre 200 y 250 metros y otro donde se almacena el MOX gastado. Para este último se utiliza el sistema desarrollado para el Almacén Nuclear de Baja y Media Intensidad que tenemos en El Cabril (Córdoba),  en él se almacenan los materiales radiactivos que cumplen unas determinadas características (aparatos de Rayos X, pararrayos radiactivos, Americio 241 de los detectores de incendios, herramientas contaminadas, etc). El sistema consiste en unos cubos de hormigón donde se introduce la fuente radioactiva y se estabiliza con una lechada de mortero, después los cubos son introducidos dentro de una celda de hormigón, tras la colmatación se cierra la celda construyendo un losa superior, El material radioactivo se mantiene sellado y estable. Por último se cubre con vegetación.  Utilizo el sistema de celdas y lo modifico usando una patente americana para aprovechar el calor residual de combustible gastado como sistema térmico en las viviendas. Es esta capacidad de calefacción la que determina la población y las áreas de crecimiento del nuevo desarrollo urbano. Desarrollo el silo 3, este tiene una capacidad máxima de 43 viviendas, 130 personas, para ello se introduce 0,75 m3 de CG y 463 T Uranio, 3 contenedores.

El proceso es el siguiente:

– Primero se desmonta el terreno para construir por un lado la celda de calefacción y por otro los 3 pozos de Uranio.

– Sobre el pozo de uranio se construye una solera de hormigón perforada para permitir por un lado el trabajo sobre ella y por otro el drenaje de los árboles que se plantarán en ellos.

– Tras la preparación de las celdas y los pozos, 2 grúas sobre raíles desplazan el combustible y lo almacenan en sus respectivos sitios. En el caso del Uranio se utiliza de nuevo un contenedor HI-SOTORM modificado: en la cámara de helio se introduce bentonita. De esta manera igual que ocurre en el Cigar Lake el material no queda únicamente sellado por el contendor de acero inox y el hormigón sino además por una capa de arcilla que impermeabiliza y sella el U238.

– En el caso del combustible gastado del ADS el combustible se introduce en el tanque 1, este esta formado por una corona circular de acero inox que separa el núcleo del tanque del anillo perimetral. Este anillo perimetral de acero inox está lleno de agua por donde circula agua del río y por otro agua del secundario, el agua del río refrigera y baja la temperatura de agua que está en contacto con el CG pero no es contaminada gracias a las barreras, (chapa de acero 1’ pulgada, agua con boro. El agua del anillo pasa al tanque 2 donde también es separada por otra chapa de acero tras esta se encuentra el serpentín de zircaloy que distribuye el agua caliente a las viviendas.

– Tras la colocación del combustible la celda se cierra con tapas de hormigón  preparadas para el sistema de calefacción. Tras el cierre, se sella la celda con una losa superior que termina de dotar al silo la estabilidad estructural necesaria.

– Junto a la celda se construye el acceso de inspecciones. Igual que ocurre en El Cabril es necesario que periódicamente se revise si existen filtraciones, el hormigón se mantenga en  buen estado, etc. Pero para ello y puesto que el material es radiotóxico es necesario que cumpla unas determinadas características, la sala ha de tener, por un lado un vestuario frío, uno caliente, enfermería, sala de descontaminación, etc. Para suplir esto, se plantea equipar un trailer para las inspecciones.

– Por último se rellenan los silos y se plantan 4 árboles, 3 pinos, uno por contenedor y un árbol artificial que a modo de tobera regula la temperatura del sistema de calefacción. Y se construye una pérgola quedando configurado el silo como plaza publica y germen del nuevo desarrollo urbano.

Leave a Reply